Tamizar

Tamizar

Tamizar

En cocina tamizar significa pasar por un tamiz, es decir pasar el ingrediente por un instrumento con una especie de malla (un colador o similar) con el objetivo de separar sus partículas. Se realiza con ingredientes como la harina, azúcar glasé, pan rallado o cacao, que fácilmente hacen grumos o se apelmazan, y los tamizamos para conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.

Es un paso tan fácil como tan vital en muchas recetas, sobre todo de repostería. Para tamizar, ponemos el ingrediente en un colador e iremos agitándolo sobre un recipiente, para que en este caiga separado. Al ser un paso tan sencillo, podemos dejar que los niños colaboren en este paso de las recetas.

Pero… tamizando no sólo conseguimos mezclas homogéneas. Otros motivos para tamizar:

“Limpiamos” el producto: sobre todo cuando lo hayamos sacado de un paquete, al tamizar veremos que hay algunas partículas e impurezas que se quedan en el colador.

– El movimiento que se realiza al tamizar, hace que el ingrediente se airee, haciendo así que consiga más esponjosidad (importante, especialmente para los bizcochos)

– Nos sirve para decorar. Espolvoreando azúcar glasé sobre un bizcocho, por ejemplo.

Deja un comentario