Inicio / Eventos / “Para chuparse los dedos” en El Sardinero

“Para chuparse los dedos” en El Sardinero

La VI Feria de Gastronomía y Folclore regional ofrece los mejores sabores de diez comunidades.

FERIA DE LA REGIONAL FRENTE A LOS CAMPOS DE SPORT.DANIEL PEDRIZA.

Sabores, olores y folclore de toda la geografía española se reúnen en el Sardinero para disfrute de vecinos y turistas. Un viaje por la gastronomía que se inicia en Cantabria y recorre nueve comunidades autónomas repartidas entre los cuatro puntos cardinales de la península. Hasta que acaben las fiestas, los Campos de Sport del Sardinero acogen un año más la VI Feria de la Gastronomía y el Folclore regional.

«Me gusta la gente de esta tierra, es amable, te hace empezar bien el día», toda una declaración de intenciones de Antonio Castro, camarero de la caseta de Andalucía, una de las más coloridas de la Feria. «Llevamos siete u ocho años viniendo a Santander». Y seguro que serán muchos más, porque la andaluza es una de las casetas que más suele gustar al público. Pescaíto frito, gazpacho, embutidos, rebujito…y mucho arte. Casi todos acaban bailando.

El folclore, las tradiciones y las peculiaridades culinarias de cada región se dan cita en la feria. Son las casas de Galicia, Asturias, Navarra, La Rioja, Aragón, Castilla– La Mancha, Castilla y León, Andalucía, la Comunidad Valenciana y Cantabria.

El mal tiempo del sábado por la noche –primer día de feria– hizo que muchos se quedaran en casa, «esperamos más gente» coincidían varios hosteleros. «Confiamos en que mejore el tiempo el resto de la semana» decía, Enrique Expósito, mientras cortaba jamón –uno de los grandes reclamos– de la caseta de Aragón. «A la gente le encanta el jamón y el buen vino, y aquí lo tienen».

Pero el mal tiempo de la inauguración no parecía un inconveniente en la caseta de la comunidad gallega, tierra que como la cántabra, está acostumbrada a convivir con el paraguas, «bajo cubierto no hay problema». Diana Ferreiro, responsable de la caseta gallega, se mostraba optimista. Lleva viniendo a Santander desde los catorce años y «aquí sigo» sonreía. «Es una buena tierra. Gallegos y cántabros tenemos mucho en común». Mientras preparaba las brasas explicaba que traen a Cantabria los productos más representativos de su tierra, «nos gusta ofrecer la mejor calidad». Raciones de pulpo, lacón, chorizo de criollo o cerveza gallega, son algunas de sus propuestas, «no queremos hacer pinchos al uso, nos gusta diferenciarnos». Y lo consiguen, porque la caseta gallega era una de las más concurridas. «Los del norte estamos muy unidos», Galicia y Asturias «son las casetas que más tiran a los cántabros» decía Diana.

Aunque ayer a mediodía no había mucha gente en el recinto situada al lado de los campos de Sport del Sardinero «la gente responderá». A esta gallega la experiencia le dice que el día de Santiago será el mejor, además «coincide con el fin de semana, así que lo esperamos con ganas». En esto estaba de acuerdo, Luis Sainz-Ezquerra –camarero de la casa de Cantabria, que mientras ponía a la brasa unas sardinas, comentaba que «también el día de los fuegos se espera mucha gente».

Junto a los fogones de Galicia los representantes de Castilla-La Mancha. «Parrillada, consumiciones y, lo más importante, buenos precios» ofrecía Juan Carlos de la Granja. Aunque en esto de los precios nunca hay acuerdo, «nos parecen excesivos». Antonio Jiménez y Rebeca Iturbe, llegaban pronto a la feria junto a unos amigos. «Hemos venido a probar el pulpo a la gallega y los pimientos de padrón, «está todo bueno pero nos parece caro». En el cantábrico «estamos acostumbrados al pulpo» y, quizá, eso «nos hace un poco más exigentes» explicaban. Aun así, pensaban visitar más «regiones» que para eso son las fiestas.

No estaba de acuerdo Asunción, una vecina de Cueto, «el conjunto calidad–precio está muy bien». «Venimos todos los años, nos gusta este ambiente» apuntaba una amiga. «Las casetas en el centro están muy llenas durante el fin de semana, así que preferimos venir aquí». Un recorrido por las costumbres de toda la península que no deja indiferente a nadie, y es que tradiciones como escanciar sidra –toda una liturgia para los asturianos– es una de las grandes atracciones, sobre todo para los turistas. La posibilidad de disfrutar del mejor sabor de una decena de provincias, y sin salir casi de casa, es, desde luego, una oportunidad que no se tiene todos los días.

La VI Feria de Gastronomía y Folclore regional, inaugurada por el alcalde Iñigo de la Serna, el pasado sábado, cuenta con un horario muy flexible –algo propio de los días de fiesta–. De jueves a domingo de 13.00 a 0.30 horas, ampliando su horario los fines de semana y víspera de fiestas hasta las 2.30.

Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/santander/semana-grande/201407/20/para-chuparse-dedos-sardinero-20140720150625.html

Deja un comentario