Inicio / De Tapas / Recetas / Carnes / Albóndigas Ligeras

Albóndigas Ligeras

RICAS, FÁCILES, SANAS ¡ Y NO ENGORDAN!

Esta técnica te permite aprovechar sobras, esconder verduras a los que no las quieren ver ni “lejos” o para tener un plato comodísimo para llevar al trabajo.

Albóndigas en salsa tradicionales sin gluten

Albóndigas en salsa tradicionales sin gluten

Cómo hacerlas muy rica, un buen truco para conseguir que nuestras albóndigas queden suaves y jugosas consiste en que la cebolla esté muy picadita, al igual que el ajo.. Después debemos pochar todo junto en un poco de aceite de oliva. Es fundamental que sea de oliva y no de girasol.

Una vez haya cogido todo color transparente, se lo añadiremos a la masa junto con el resto de ingredientes que hayamos escogidos. La masa resulta perfecta si a la carne de ternera se le añade un poquito de carne de cerdo y un poquito de pollo, que son los tres tipos de carne que utilizamos para elaborar las albóndigas de toda la vida. De esta forma resultan mucho más jugosas, suaves y ligeras. Otro truquillo que funciona es ligar en el último momento la salsa con unos dados, muypicaditos, de chocolate puro. Le da un sabor muy especial.

Algunos trucos,  uno de los problemas de las albóndigas es que pueden deshacerse. Por ello, se suele añadir miga de pan o pan rallado en la mezcla. Para que te queden redondas, perfectas, cuando hagas la masa, déjalas media hora en el frigo antes de cocinarlas. De esta forma se endurecen y no pierden su forma al freírlas.

Te quedan más esponjosas si, en vez de usar yema de huevo en la mezcla, usas una mezcla de aceite de oliva y pan rallado. Se deben freír en aceite muy caliente, pero sin que humee, y solo con una ligera pasada para que tomen color dorado.

Fuente: cocina ligera y vida sana.

Deja un comentario